16 may. 2013

Los anticuerpos...

Los antícuerpos son producidos  por los linfocitos B. El receptor del Ag de las células B está constituido por las inmunoglobulinas de superficie (lgs). Una vez que las células B se unen a un Ag soluble a travéz de su lgs, se produce una serie de fenómenos (p.ej., proliferación y diferenciación) que culminan en la secresión de un lg que constituye el antícuerpo  (Ac) específico para ese Ag. Para comprenser la naturaleza  de la disposición del gen de la lg,  hay que conocer la estructura de ésta.
La lg están formadas por 2 cadenas pesadas y 2 cadenas ligeras, cada una de las cuales tienen regiones constantes y regiones variables.  El Ag se une precisamente a estas regiones variables. A un nivel génico, la región constaste está codifícada por los genes C, y la región variable por los genes V y J,  en  el  caso de las cadena ligeras, y por los genes V,D y J, para las cadenas pesadas.
En el ADN germinal, estos segmentos génicos no forman un continuo en el cromosoma, sino  que su localización es discontinua, pudiendo experimentar yuxtaposiciones durante la maduración de la células B.  Así, para sintetizar una cadena pesada, uno de los diversos segmentos J (situados mas arriba en el gen C). En este conjunto se une luego a uno de los varios centenares (o, posiblemente, miles) de segmentos génicos V, hasta formar una unidad trancripcional completa para una cadena pesada de lg.Dependiendo cual sea el segmento particular de cada región  de gen que se utilice, es posible disponer así de un inmenso numero de moleculas de lg dotadas de especificidades tambien diferntes. Este potencial de diversidad se ve incrementado todavía  más por la edición aleatoria de nucleótidos en los sitios de unión (entre las regions V,D, y J), las mutuaciones puntuales somáticas y las imprecisiones en la unión de los diversos segmentos.
El concepto actual es que el repetorio de Ac. que posee un organismo antes de la exposición  al Ag, se debe a los de Ac generados durante la maduración de las células B a través de las reordenaciones de las lg.
Las células T no poseen lgS, pero reconocen al Ag gracias a su principal elemento identificador, el receptor de la célula T (TCR).

Páginas vistas en total